Páginas   1  2  3  4
 Federada Salud

 Un Gran País: el nuestro


ederada Salud ofrece la experiencia de 40 años desarrollando planes de co- bertura médica de la más alta calidad y complejidad, ade- cuados a las variadas situa- ciones y exigencias de sus asociados.
Federada Salud está presente en gran parte del país, con sus 250 agencias, delegaciones y
 

oficinas regionales en distin- tas localidades de 12 provin- cias, además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
La trayectoria y solidez de la institución se traduce hoy en sus 30.000 asociados y en la nómina de 200 empresas que confían la cobertura médica del grupo familiar a Federada Salud.
 
Usted Puede encontrarnos en:

Rosario Casa Central
Moreno 1222/28 - (2000) Rosario
Tel. (0341) 440 0070 / 440 0079 y líneas rotativas.
Fax (0341) 424 0966
e-mail: promocion@federada.com
Bahía Blanca   • Delegaciones regionales
Av. Colón 158 - (8000) Bahía Blanca
Tel./Fax (0291) 455 4243
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Sarmiento 1940 - (1044) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel./Fax (011) 4953 9480 / 4954 2510
Córdoba Chacabuco 390 - (5000) Córdoba
Tel./Fax (0351) 422 2274 / 424 1512
Mendoza San Martín 992, (5501) Godoy Cruz
Tel./Fax (0261) 424 4363 / 424 4356
Próximamente en Tiburcio Benegas 814 - (5500) Mendoza
Río Cuarto Sobremonte 506 - (5800) Río Cuarto
Tel./Fax (0358) 464 9447 / 462 1097
Río Negro y Neuquén H. Irigoyen 12 - (8300) Neuquén
Tel./Fax (0299) 448 2278 / 448 1715
Santa Fe   San Jerónimo 2360 - (3000) Santa Fe
Tel./Fax (0342) 455 3557 / 455 1540
Venado Tuerto  Alvear 898 (Esq. Casey) - (2600) Venado Tuerto
Tel./Fax (03462) 438 193 / 429 474
La Plata
Oficinas regionales
Calle 8 Nº 97 (Esq. 34) - (1900) La Plata
Tel. (0221) 427 1240
Rafaela
Alvear 56 -
(2300) Rafaela
Tel./Fax (03492)
436 999 / 433 111
San Nicolás
Pellegrini 350 (Esq. Maipú) - (2900) San Nicolás Tel./Fax (03461) 450 097 / 431 411
Puede contactarnos
también llamando al
0800 888 7624
Estamos seguros que
podremos ayudarlo.
Las novedades y datos
importantes las encontrará en www.federada.com
 
 Antibióticos  
A veces el remedio es peor que la enfermedad

Los riesgos de la automedicación*
 

illones de vidas se salvaron gracias a la utili- zación de antibióticos para el tratamiento de infecciones, eso no está en duda.
La mayoría de las infecciones
 
ha establecido una carrera entre el desarrollo farmacéutico de nuevos antibióticos y la adqui- sición de resistencia por parte de las bacterias.
Es por eso que debemos utilizar
bacterianas pue-
den ser tratadas
exitosamente con
estos medica-
mentos.
Sin embargo,
los antibióticos
no son eficaces
para tratar infec-
ciones virales, co-
mo gripe o resfríos.
Mas aún, la indica-
racionalmente los medica-
mentos existentes para
cuidar hoy y maña-
na nuestra salud.
Cuando se admi-
nistra un anti-
biótico, éste
no puede di-
ferenciar a las
bacterias pató-
genas de las beneficiosas y
todas son eliminadas por igual.

ción inadecuada puede produ- cir trastornos como diarreas, reacciones alérgicas y altera- ción de la flora microbiana normal del organismo.
Pero quizás la consecuencia mas grave e imperceptible sea la aparición de bacterias resis-tentes a los antibióticos.
En muchas partes de nuestro organismo se encuentran bac-terias en forma normal, desa-rrollando importantes funcio-nes a nivel digestivo, partici-pando en el desarrollo del sistema inmune y como protec-ción frente a otras bacterias patógenas.
Dado que las bacterias evolu-cionan muy rápidamente, se
 
Si alguna bacteria del orga- nismo posee un mecanismo para destruir al antibiótico o es indiferente al mismo (bacteria resistente), podrá sobrevivir y sus descendientes colonizarán el lugar que antes ocupaban bacterias sensibles.
Si en algún momento las bac-terias resistentes producen una infección, esta no podrá ser controlada con los antibióticos habituales. En esta situación se deberán utilizar antibióticos de última generación reservados para pacientes con infecciones severas, que producen además mayores efectos colaterales.

* Fuente Idimyc

 
  Recomendaciones para
el uso racional de antibióticos
  • Consumir antibióticos únicamente cuando lo indica el médico.
• No presionar al médico para que prescriba antibióticos.
• No automedicarse, ni tomar antibióticos por las dudas.
• Respetar las dosis, horarios y tiempo de tratamiento.
• No tomar antibióticos para infecciones virales como gripe,
resfríos, o faringitis virales.
• Si es posible, realizar un cultivo de gérmenes u otros estudios
antes de comenzar a tomar antibióticos.
• Suspender la toma de antibióticos si se ha descartado
una infección bacteriana.
• Y por supuesto, ante cualquier duda, consulte a su médico.
Páginas   1  2  3  4

Buenas y Sanas NOTICIAS / Septiembre de 2003  Página 3